Ir al contenido principal

Alcohol: Las drogas y sus efectos


Es importante estar informado acerca del alcohol y sus efectos, hoy, existe evidencia de los daños que se producen por su consumo en niños, adolescentes, jóvenes y adultos; el consumo prematuro, abusivo, dependiente o por alcohólismo produce daños a nivel de hígado, riñones, páncreas, sistema cardiovascular, sistema digestivo entre otros; aparte se resalta el daño a nivel del cerebro y comportamiento que afecta sobremanera a menores de 25 años de edad, debido a que hasta esa edad el cerebro se encuentra aún en desarrollo y proceso de maduración. El daño producido impide completar un sano desarrollo neurológico, los recientes descubrimientos a nivel de funcionamiento cerebral así lo confirman, a estas edades aún a dosis moderadas existe un daño neuronal que debe ser tomado en cuenta por los propios usuarios de alcohol, así como por parte de sus padres en el caso de menores de edad.
El alcohol como otras drogas psicoactivas altera el modo de funcionar del cerebro y lo puede llevar a desarrollar comsumos compulsivos e incontrolables, en otras palabras el alcohol altera y daña al cerebro y lo hace desarrollar una necesidad de consumirlo y en cantidades cada vez mayores, lo cual en ocasiones queda fuera del control de los usuarios de esta droga. Los adultos jóvenes y los menores de edad son mucho más vulnerables a daños producidos por el consumo de alcohol.
Además los usuarios de alcohol al estar bajo los influjos del mismo se exponen a otro tipo de riesgos como son accidentes, violencia, consumo de otras drogas, relaciones sexuales no deseadas, enfermedades de transmisión sexual e intoxicación etílica principalmente.
No solo los alcohólicos y los dependientes requieren de ayuda, también la necesitan aquellos adolescentes y jóvenes que han comenzado a beber a muy corta edad (desde los diez años o antes y hasta lo 18 años) y los que siguen haciéndolo de manera regular, los que beben en exceso las pocas veces que lo hacen y aquellos que se están habituando al consumo de forma desinformada acerca del uso, riesgos y consecuencias.
El alcohol aunque a veces se ignora u olvida es una droga psicoactiva que produce dependencia y adicción.
Para tratar el uso abusivo, la compulsión de beber, la dependencia y el alcoholismo, la mejor opción es acudir por ayuda con los expertos en el tratamiento de estos problemas.
Centro de tratamiento LIBERADDICTUS, orientación y referencia:

A continuación un video interesante para observar y reflexionar al respecto del tema:


Comentarios

Entradas populares de este blog

Etapas de cambio en el consumidor de drogas para iniciar el tratamiento en adicciones y recomendaciones

(de acuerdo con el modelo de cambio elaborado por Prochaska y DiClemente (1982))


Etapa de Pre-contemplación: Durante esta la persona considera no tener problemas por el consumo de drogas:

¿Qué hacer? Se recomienda proporcionar información para generar dudas acerca de esta forma de pensar en relación al consumo de drogas, propiciar percepción de riesgo y conciencia del problema.
Etapa de Contemplación: Aquí hay conciencia del problema, al mismo tiempo la persona piensa en las razones por las cuales no cambiar y seguir consumiendo drogas y aquellas por las cuales debería de cambiar y dejar de consumirlas.

¿Qué hacer? Aquí se busca lograr que la persona se incline favorablemente por las razones para cambiar y que fortalezca la confianza en que es capaz dejar de consumir drogas.
Etapa de Determinación: La persona consumidora de drogas tiene la decisión de hacer algo para atender el problema y esta listo para llevarlo a cabo.

¿Qué hacer? Conocer y evaluar las alternativas de tratamiento, escog…

Errores principales que cometen los padres de familia al afrontar el consumo de drogas:

Exceso de confianza familiar
Los padres sienten que el problema de drogas nunca se les presentara, se aprecia como una situación lejana, que aunque afecta a otras familias cercanas o conocidas no se considera como algo que se presentara en la propia familia. Las familias consideran que son lo suficientemente sanas y que eso las mantendrá a salvo del problema de las drogas, el error consiste precisamente en que este exceso de confianza los hace descuidados ante síntomas de consumo inicial. El consumo problemático de drogas inicia y las familias no lo perciben como tal.

Negligencia o descuido por agotamiento
En este caso los padres de familia están agotados en sus actividades de supervisión y pueden creer que ya han hecho lo suficiente, esto los lleva a descuidar a sus integrantes o no consideran necesario el hacerlo, al considerar a los más jóvenes lo suficiente capaces de resistirse a invitaciones para el consumo de drogas. Esperan equivocadamente que los miembros de la familia por s…

Recaídas en pacientes que están en tratamiento por dependencia y adicción a drogas.

(La recaída se considera tal cuando el paciente vuelva a sus antiguos hábitos de vida y consume drogas en menor, igual o mayor cantidad que antes de comenzar el tratamiento) De acuerdo con investigaciones de recaídas en adicciones, más del 40% de pacientes que dejaron de consumir drogas y que se someten a tratamiento, recaen en el consumo, ante esto es importante recordar que las recaídas no deben considerarse como un fracaso, ya que son parte del proceso de recuperación, por supuesto que las recaídas no son deseables ni por parte de los familiares ni por el equipo que proporciona el tratamiento. Los familiares de consumidores de drogas siempre deben tomar en cuenta que es relativamente fácil dejar de consumir drogas comparado con lo difícil que es mantenerse sin volverlas a consumir, una persona puede dejar de consumir drogas muchas veces y volver a recaer el mismo número de veces. Cuando una persona recae es muy importante volver a motivarla y lograr que vuelva a dejar de hacerlo, para…