Ir al contenido principal

Recaídas en pacientes que están en tratamiento por dependencia y adicción a drogas.

(La recaída se considera tal cuando el paciente vuelva a sus antiguos hábitos de vida y consume drogas en menor, igual o mayor cantidad que antes de comenzar el tratamiento)
De acuerdo con investigaciones de recaídas en adicciones, más del 40% de pacientes que dejaron de consumir drogas y que se someten a tratamiento, recaen en el consumo, ante esto es importante recordar que las recaídas no deben considerarse como un fracaso, ya que son parte del proceso de recuperación, por supuesto que las recaídas no son deseables ni por parte de los familiares ni por el equipo que proporciona el tratamiento.
Los familiares de consumidores de drogas siempre deben tomar en cuenta que es relativamente fácil dejar de consumir drogas comparado con lo difícil que es mantenerse sin volverlas a consumir, una persona puede dejar de consumir drogas muchas veces y volver a recaer el mismo número de veces.
Cuando una persona recae es muy importante volver a motivarla y lograr que vuelva a dejar de hacerlo, para reanudar y continuar lo más pronto posible el tratamiento.
Las recaídas desilusionan demasiado a los familiares y a la propia persona en tratamiento y puede ser motivo de abandono en la atención al paciente si no toman en cuenta que es parte de la evolución en la recuperación de los pacientes, en el proceso de terapia con familiares siempre se debe abordar la posibilidad de que esto ocurra, para que los familiares aprendan a reaccionar exitosamente ante estas situaciones.
 Con los pacientes se debe abordar también la posibilidad de enfrentarse a situaciones en donde el riesgo del consumo es elevado, para que la persona desarrolle recursos propios para afrontar exitosamente la situación y no recaer, como es alta la posibilidad de recaída, esta también se debe explorar con los pacientes antes que ocurra para que aprendan de ella y desarrollen recursos  para superarla en el menor tiempo posible.
Es importante motivar al paciente reforzándole la idea de que aún en una recaída, tiene recursos suficientes a su alcance para salir adelante y que continuara recibiendo el apoyo familiar y del equipo de tratamiento para seguir con el proceso de rehabilitación, enfatizando  por supuesto la responsabilidad que le corresponde en el proceso de recaída y la superación de la misma.
E. López G.
http://www.liberaddictus.org/zTratamiento/CenTrat.html

Comentarios

Entradas populares de este blog

Etapas de cambio en el consumidor de drogas para iniciar el tratamiento en adicciones y recomendaciones

(de acuerdo con el modelo de cambio elaborado por Prochaska y DiClemente (1982))


Etapa de Pre-contemplación: Durante esta la persona considera no tener problemas por el consumo de drogas:

¿Qué hacer? Se recomienda proporcionar información para generar dudas acerca de esta forma de pensar en relación al consumo de drogas, propiciar percepción de riesgo y conciencia del problema.
Etapa de Contemplación: Aquí hay conciencia del problema, al mismo tiempo la persona piensa en las razones por las cuales no cambiar y seguir consumiendo drogas y aquellas por las cuales debería de cambiar y dejar de consumirlas.

¿Qué hacer? Aquí se busca lograr que la persona se incline favorablemente por las razones para cambiar y que fortalezca la confianza en que es capaz dejar de consumir drogas.
Etapa de Determinación: La persona consumidora de drogas tiene la decisión de hacer algo para atender el problema y esta listo para llevarlo a cabo.

¿Qué hacer? Conocer y evaluar las alternativas de tratamiento, escog…

Errores principales que cometen los padres de familia al afrontar el consumo de drogas:

Exceso de confianza familiar
Los padres sienten que el problema de drogas nunca se les presentara, se aprecia como una situación lejana, que aunque afecta a otras familias cercanas o conocidas no se considera como algo que se presentara en la propia familia. Las familias consideran que son lo suficientemente sanas y que eso las mantendrá a salvo del problema de las drogas, el error consiste precisamente en que este exceso de confianza los hace descuidados ante síntomas de consumo inicial. El consumo problemático de drogas inicia y las familias no lo perciben como tal.

Negligencia o descuido por agotamiento
En este caso los padres de familia están agotados en sus actividades de supervisión y pueden creer que ya han hecho lo suficiente, esto los lleva a descuidar a sus integrantes o no consideran necesario el hacerlo, al considerar a los más jóvenes lo suficiente capaces de resistirse a invitaciones para el consumo de drogas. Esperan equivocadamente que los miembros de la familia por s…